lunes, agosto 18, 2008

El Templo del Jaguar... Balamkú


“El rey sale de las fauces del monstruo terrestre de la misma manera que el sol sale de la boca de la tierra”.

Y ahí, sobre la cima, reposa como señor de la Casa del Jaguar.

Enigmático, misterioso e interesante resulta la visita a Balamkú (Templo del Jaguar) centro arqueológico maya que forma parte de la ruta Rio Bec que se encuentra en el sureste del Estado de Campeche. El verdor de la exuberante selva que rodea al sitio, la diversidad de la fauna y la perfecta arquitectura de sus estructuras convierten a esta zona en una parada obligatoria dentro de este corredor eco-arqueológico.


Su principal atractivo, un friso de estuco modelado y policromado en excelente estado de conservación y de magistral belleza que corona a la sub-estructura I-A que, -según investigaciones- fue construido entre los años 550 y 650 de nuestra era.

Estar frente a este friso despierta tanto interés. Muchas son las preguntas que surgen, muchas incógnitas sin aparente explicación se re-buscan en los detalles de la iconografía maya que cuentan la historia de este viejo centro de aproximadamente un kilómetro cuadrado compuesto por tres grupos arquitectónicos.



De repente y sin pensarlo, comenzamos a dar pasos lentos mientras los ojos recorren detalle a detalle el tesoro principal de Balamkú. Este tesoro descubierto en el año 1990 por el Arqueólogo Florentino García Cruz. Ahí, donde se representan 4 escenas de ascensión alternadas por 3 jaguares. Dos de las escenas destaca en la parte superior a un anfibio (sapos) sentado con la boca abierta en 180° y a dos cocodrilos hacia el lado derecho de igual postura con las fauces abiertas de las cuales emergen los reyes sentados en su trono con las piernas enlazadas coronados por tocados que seguramente representaban figuras zoomorfas. Tallos y/o flores son otros elementos que pueden apreciarse a los costados como símbolo de abundancia.





Fotografía: Detalle del Mascarón del Monstruo de la Tierra- Friso de Balamkú

Largas son las pestañas del mascaron del monstruo Cauac o “de la tierra” sobre el cual se posan cada escena, siendo ésta la etapa intermedia que separa al mundo inferior del superior.

Algo que causa mucha tristeza, es que Balamkú ha sido víctima de los saqueadores quienes sin escrúpulo alguno han maltratado y robado parte de la riqueza tanto del friso como componentes de otras de sus estructuras. A pesar de ello, Balamkú preserva la mayor parte la cual puede ser admirada por todo aquel aventurero que desee conocer más sobre la milenaria cultura maya.

SABÍAS QUE:

Hoy el mundo se rige de acuerdo a la rosa de los vientos o rosa náutica la cual dirige los rumbos que apuntan a los 4 puntos cardinales, tomando como referencia en primera instancia el Norte, Sur, Este y Oeste (en ese orden).

En el Mundo Maya también existían 4 divisiones o cuatro esquinas del universo que eran representadas por un color. Rojo para el Este, negro para el Oeste, blanco para el Norte y amarillo para el Sur. En este orden de importancia. Porque el Este representa a la vida, el nacimiento, la salida del sol y el oeste representa a la extinción, la muerte y el ocaso. La eterna lucha del bien y el mal, la luz contra la oscuridad.

A pesar de ello, eran 5 las direcciones que los mayas reconocían, porque son esos los rumbos con los que nos guía el señor sol, sumando así al centro, el cual era representado por el árbol del Mundo y las tres piedras de la creación.


Asombrosa resulta esta cosmovisión.

5 comentarios:

luis dijo...

leistes el otro mensaje que te deje, sobre lo de las cuevas. seriabien interesante que te enteraras de ello.

BETTINA PERRONI dijo...

Siii, claro que si y de hecho en eso ando... investigando porque esos datos son muy interesantes.

Ojalá y saquen más a la luz en las próximas conferencias anuales sobre en mundo maya.... me interesa muchísimo.

Besitos,

TOROSALVAJE dijo...

Como me gustan estos posts. Aprendo y veo cosas que seguramente jamás conocería, y además muy bien explicadas.

Te lo agradezco mucho.

Besos.

ZezinhoMota dijo...

Bettina!

Não existe esquecimento
porque o seu nome jamais
se apagará...

É uma viagem
com mais paragens
e sentado com comodidade
numa bela carruagem...

Simplesmente acontecem
paragens mais prolongadas
e assim que o tren recomeça
aqui stou a dizer-te "OLÁ".

Fica bem

Besos

ZezinhoMota

BELMAR dijo...





«La vida es una bestia estúpida...» Stella Díaz Varín

Related Posts with Thumbnails